El cambio climático: Semana Ambiental 2016

Desde el día 27 hasta el día 30 de octubre se desarrolló la VI edición de la Semana Ambiental en Mapiripán.

Esta edición de la semana ambiental dio inicio formal el jueves 27 de octubre con la marcha de las carrozas, elaboradas bajo 5 aspectos principales relacionados con el cambio climático: la afectación del aire, las talas, las quemas, los residuos sólidos y la biodiversidad. La Fundación Poligrow participó con la creación de la carroza que hacía referencia a los residuos sólidos. La carroza fue construida 100% en residuos sólidos, se hizo una estructura general con tubería PVC y a partir de ella, se construyó toda la carrocería en lonas reutilizadas de fertilizante con el que se nutren las palmas y con adornos elaborados con botellas plásticas reutilizadas también, provenientes de la separación y recolección de residuos que se hace en la finca Macondo.

La idea principal era construir una carroza que no generara gases contaminantes y por otro lado que no usara productos nuevos para su elaboración. El diseño y elaboración de la carroza y adornos contó con el invaluable apoyo del Centro de vida, sus colaboradoras y los señores y señoras de la tercera edad, quienes a lo largo de su construcción no veían la hora de que llegáramos para trabajar con ellos. Participó de la marcha nuestra virreina departamental, quién lució el mismo traje con el cual ganó su virreinato y le regaló a los espectadores unas palabras acerca del cuidado del medio ambiente en la inauguración del evento.

El día viernes 28 de octubre, se llevó a cabo la reforestación con especies nativas de un área de influencia del caño las brisas. El caño las brisas es uno de los caños más importantes del municipio, pues a pesar de ser un caño muy pequeño, es el que suministra el agua para el consumo del municipio. En la actividad, la Fundación Poligrow puso a disposición todas las herramientas necesarias y el equipo técnico del departamento ambiental para reforestar una ribera del caño con 150 plantas de bosque de galería como el cachicamo, gualanday, orejero, bototo, caño fistol, entre otros.

La actividad contó con toda la fuerza de apoyo de los estudiantes del Jorge Eliecer Gaitán, en cabeza de la profesora de ciencias naturales, Evelin y Franky de Proaves. Así mismo el apoyo de algunas de las familias pertenecientes a bienestar social, lideradas por el operador logístico (Lenguaje ciudadano) y el ejército nacional en cabeza del Mayor Molano, Sargento Solano y el Cabo barón.

Una de las estrategias implementadas fue la apropiación de las plantas por parte de los estudiantes y las familias participantes. Cada una de las plantas tiene marcado su nombre en etiquetas plásticas reutilizadas. Con esta estrategia se busca volver al lugar a hacer mantenimiento a las plantas con las familias propietarias de cada arbolito.

El día sábado 28 de octubre realizamos también la carrera de observaciones 2016, con el apoyo de las gestoras del operador logístico de bienestar familiar. Los acertijos de la actividad buscaban dar a conocer a los jóvenes y recordar a los mayores lugares históricos del casco urbano de Mapiripán que con el tiempo desaparecieron o se trasformaron. Las pruebas en cada uno de los puntos recordaban a los participantes la importancia que tienen nuestros recursos naturales y el papel que cada miembro de la sociedad juega en la conservación de los mismos.

Al respecto, la Fundación Poligrow está tratando de acercar a la comunidad para generar espacios de concertación para generar conciencia sobre la importancia de la protección de estos recursos.

El domingo 30 de octubre, la Fundación Poligrow organizó y coordinó la ciclocaminata a caño Yamú. A la actividad acudieron aproximadamente 100 personas, la mayoría jóvenes y un grupo de la tercera edad. El mensaje principal de la caminata fue dar lugar a nuevos hábitos de desplazamiento, entendiendo que en muchas ocasiones, las personas tenemos la posibilidad de usar nuestras piernas como medio de transporte alternativo y saludable para nosotros y para el medio ambiente.

En el lugar de destino, vendimos refrigerios a nuestros visitantes quienes nos pagaron con residuos que encontraron sobre las riberas del caño y sobre las áreas de descanso que tradicionalmente los mapiripenses usamos los fines de semana en una de las pocas “piscinas naturales” que nos queda para disfrutar. Realizamos una charla ambiental para entrar en conciencia a la comunidad de la importancia que tiene conservar nuestro medio ambiente e instalamos 3 letreros ambientales para recordar a los mapiripenses como cuidar nuestro recurso hídrico y en particular nuestro caño Yamú.

Agradecemos infinitamente a todas las instituciones que participaron activamente de la actividad, aportando sus ideas, su conocimiento, su experiencia, prestando su servicio y su apoyo.

Por nuestra parte, estamos comprometidos con continuar con esta actividad que iniciamos en el año 2011 y que año tras año la hemos seguido realizando con la misma fuerza y las mismas ganas, para aportar nuestro conocimiento y nuestra convicción a la búsqueda de un Mapiripán más sostenible, lleno de recursos, fertilidad y prosperidad para los que viven actualmente y los que vendrán.